“No le tengo miedo al lobo que me mordió, quiero volver a visitarlo”, dice Alexis, niño mordido en zoológico de Neza

Luego de que fue dado de alta, Alexis, el niño de nueve años que fue atacado por un lobo el pasado 6 de mayo en el Zoológico Parque del Pueblo de Nezahualcóyotl, desea ir visitarlo otra vez porque dice que no le tiene miedo.

Acompañado de su padre, el menor de edad contó en conferencia de prensa que no siente algún sentimiento de rencor contra el animal por lo que le hizo y que en cuanto sea posible quiere verlo. Explicó que pensó que el lobo era un perro y por eso se acercó a acariciarlo.

“Mi abuelita estaba sentada y yo fui a ver más animalitos. No había visto el letrero que decía: “lobo”, me brinqué la reja y metí la mano para acariciarlo. La primera vez se dejó acariciar, pero la segunda vez fue cuando me mordió”, recordó.

José Gómez, padre de Alexis, contó que su hijo aún no puede mover la muñeca y tampoco flexionar el dedo pulgar, pero los médicos del Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango le informaron que podrá recuperarse y tener una vida normal.

“Sí va a recuperar la movilidad de su brazo, ya mueve su mano, mueve sus dedos. El doctor dijo que prácticamente había sido un milagro, y yo doy las gracias porque en el hospital lo atendieron de maravilla”.

La tarde del viernes 6 de mayo el niño originario de Jalisco, acudió al Zoológico de Ciudad Nezahualcóyotl, acompañado de algunos familiares, y al pensar que era un perro, traspasó el barandal de seguridad, se subió a la cerca y acarició al lobo, pero el animal lo mordió en su brazo derecho.

Un visitante se percató de lo que había ocurrió y le arrojó agua al lobo para que soltara a Alexis y luego pidió ayuda al personal del inmueble que es administrado por el ayuntamiento.

Los servicios de emergencia llegaron y lo trasladaron al Hospital de La Perla, localizado en Nezahualcóyotl, pero por la gravedad de las heridas que le había causado el animal lo tuvieron que llevar en helicóptero al Hospital Regional de Alta Especialidad de Zumpango, perteneciente al Instituto de Salud del Estado de México donde los médicos le reconstruyeron el brazo.

El personal médico que lo atendió hizo solo una cirugía y antes de ser dado de alta le dieron un lavado quirúrgico, no fue necesario algún otro procedimiento, explicó José Gómez.

Foto: Twitter @IvonneBarriosm

Después de que estar 10 días en el hospital y de presentar una notable mejoría, Alexis y su padre visitaron la Basílica de Guadalupe, como prometió José Gómez, para darle las gracias a la Morenita del Tepeyac, “por hacerles el milagro”.

El gobierno de Nezahualcóyotl reiteró que ayudará a la familia en los gastos que requiera hasta lograr su total recuperación.

Las autoridades mexiquenses no sacrificarán al lobo porque solo se defendió al sentirse agredido dentro de su espacio. No lo aislaron para no estresarlo, pero sigue bajo observación, sin que hasta el momento haya registrado un comportamiento anormal.

Con información de El Universal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *