Todos tenemos una gran responsabilidad

Por Nelson Vargas

PERFIL

En medio de tantas cosas que han sucedido en el mundo en los últimos meses, y la manera en que los seres humanos debemos buscar poder ayudar al medio ambiente a no ser tan castigado con nuestras acciones, es necesario que tanto las autoridades de gobierno como la iniciativa privada nos juntemos en busca de soluciones a algunos males que nos aquejan.

Y aunque esas soluciones, claro, pueden tener un costo importante para las compañías que las implementen, la relación costo-beneficio siempre se cargará en lo segundo, tanto para el empresario, como para su responsabilidad, en este caso con el medio ambiente.

No es una época fácil para invertir, pero quiero compartirles lo que hemos hecho desde hace varios años nelsonvargas familyfitness, con lo que hemos buscado contribuir de manera seria, comprometida y disciplinada en la preservación del entorno natural de cada una de las sucursales.

Hace unos días recibimos en San Jerónimo, la visita de representantes de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Ciudad de México para conocer de primera mano cada uno de los aportes realizados por esta organización que ha invertido en la energía solar como una forma de contribuir a la disminución de los gases de invernadero.

Este es un pequeño paso, pero estoy seguro que es una buena contribución que a la que muchos más deben unirse, y es importante que el gobierno, las autoridades, incentiven este tipo de medidas para obtener mejoras y ayudar.

Les platico de lo que hemos hecho, ya que en 12 sucursales se tiene el apoyo de páneles solares para generar energía; de hecho en 5 de esas sucursales dos equipos de páneles solares permiten trabajar de manera independiente y, sobre todo, brindar condiciones óptimas a cada una de las albercas.

Esto se traduce en un ahorro anual de 54.47 % de uso de combustible por cada una de las sucursales, algo así como 450 mil pesos menos en gasto por consumo de gas por cada una de ellas y con esto, claro, se reduce la emisión de CO2, al año, equivalente a casi 500 vehículos.

Imaginen los beneficios que se tendrían si más escuelas de natación (para empezar) le entraran a este tipo de medidas cuando hay 5 mil escuelas de natación en todo el país, y no solamente eso, sino que a nivel gubernamental buscaran implementarlo en edificios públicos, deportivos o escuelas; o incentivar a la iniciativa privada para que adopten esas medidas. Al final, todos tenemos una responsabilidad por la que debemos responder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *