Inundación de Hospital General del IMSS en Tula era inevitable: Zoé Robledo

Zoé Robledo, director general del IMSS, afirmó que la inundación del Hospital General de Zona Número 5 ocurrida el 6 de septiembre pasado, por el desbordamiento del Río Tula, en Hidalgo, en la que murieron 16 pacientes enfermos de Covid-19, fue un hecho “súbito, incontrolable e inevitable”.

Al comparecer ante las comisiones unidas de Salud y de Seguridad Social del Senado como parte de la Glosa del III Informe de Gobierno, el funcionario reconoció que “siguen siendo dolorosos los fallecimientos de 16 personas esa noche, 14 de ellas por la inundación”.

Recordó que se están llevando a cabo todo tipo de investigaciones y el compromiso del IMSS es siempre participar y colaborar en ellas, tanto las que lleva a cabo la Fiscalía General de la República, como las que nosotros mismos hemos solicitado a la Secretaría de la Función Pública, a la Organización Panamericana de la Salud, que es una entidad clave en la región para el tema de hospital seguro y al órgano interno de control.

“Decirles que el evento fue súbito, fue incontrolable e inevitable y no hubo forma de ser advertidos para lograr evacuar el hospital, una causa de fuerza mayor que tuvo que ver con fenómenos fluviales en la Ciudad de México, en el estado de México y desde luego en Hidalgo, en medio de otra causa de fuerza mayor: la pandemia. Ese hospital era un hospital híbrido que esa noche tenía 25 pacientes en terapia intensiva por Covid”.

Señaló que la prioridad es el acompañamiento a los deudos de estos pacientes, conforme los estándares internacionales que se establecen para este tipo de casos: la atención emergente, la atención continúa y los medios de reparación integral.

Anunció que en próximos días el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará Tula de Allende, para proporcionar más información sobre este tema.

Aseveró que el IMSS fue mucho más que la pandemia.

Dijo que de las 34 mil camas censables que tiene la institución en todo el país, 20 mil se destinaron a Covid.

“No le cerramos la puerta a nadie y estuvieron hospitalizados en alguna de estas camas 347 mil mexicanas y mexicanos, 33 mil de estas hospitalizaciones fueron de personas sin seguridad social. El IMSS fue más que la pandemia”.

Apuntó que con la vacunación hubo un 69 por ciento menos hospitalizaciones.
Recordó que la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) fue el epicentro de la pandemia en muchos momentos. Pero, afirmó, que se evitó el colapso y la saturación hospitalaria.

Señaló que, en todo el periodo de la pandemia, el 32 por ciento de las hospitalizaciones ha estado aquí en la Zona Metropolitana del Valle de México.

Sólo en esta zona, señaló, se reconvirtieron 24 hospitales, se intervinieron 3 unidades de medicina familiar, se levantaron hospitales temporales en Lindavista y Naucalpan y se hizo crecer la operación del Autódromo Hermanos Rodríguez, que llegó a contar con 400 camas.

El director del Seguro Social rechazó que haya un desabasto generalizado de medicamentos en las clínicas y hospitales del instituto e informó que después de la reforma legal que regula el outsourcing, 2.9 millones de trabajadores migraron de la subcontratación a la empresa real y en el 75 por ciento de los casos estos vieron incrementado su salario en un 11 por ciento.

También, en esta sesión compareció Luis Antonio Ramírez Pineda, director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El funcionario informó que a la fecha el instituto ha atendido a 266 mil pacientes con síntomas de enfermedad respiratoria, de los cuales 33 mil requirieron hospitalización por Covid-19.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *