Aplican investigadoras del IPN terapéuticas para reducir niveles de triglicéridos y colesterol

Investigadoras del Instituto Politécnico Nacional (IPN) realizan un estudio para reducir los niveles de triglicéridos y colesterol en la sangre de pacientes con edades entre 20 y 70 años, a quienes aplican, en puntos específicos del cuerpo, Electroacupuntura combinada con Moxibustión, ya que, entre otras terapias orientales, éstas han demostrado su efectividad para tal fin, lo cual está respaldado con la evidencia reportada en diversos artículos de investigación científica.

En ese contexto, la secretaria de Educación Pública, Delfina Gómez Álvarez, considera que el IPN ha dado muestras de conocimientos, grandes investigaciones y descubrimientos que han beneficiado a los mexicanos.

En tanto, el director general del IPN, Arturo Reyes Sandoval, ha destacado que las instituciones de educación superior pueden hacer grandes aportaciones a la sociedad por la capacidad que tienen de generar ciencia.

Las expertas de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH) publicaron recientemente en la Revista Internacional de Acupuntura, de la editorial Elsevier, los resultados de la revisión bibliográfica realizada; ahora podrán en práctica esos conocimientos, por lo que combinarán ambas terapéuticas para tratar las dislipidemias.

Para profundizar sobre el mecanismo de acción de la moxibustión y la electroacupuntura, evaluarán el suero sanguíneo de los pacientes antes y después del tratamiento, de esa forma comprobarán si se reduce el nivel de triglicéridos y colesterol; además, corroborarán si aumenta la Apolipoproteína AV (relacionada con el metabolismo de los triglicéridos), así como la expresión del gen APOA5 que la sintetiza.

El grupo de investigación lo conforman la doctora Flavia Becerril Chávez, especialista en acupuntura, las doctoras en Biomedicina Molecular Olivia Medel Flores y Virginia Sánchez Monroy, así como las médicas y estudiantes de la especialidad en Acupuntura Humana, Marta Lucía Barrueta Flores, Ingrid Joselin Jaimes Esquivel y Mariana Palmas Trejo, quienes buscan mediante este estudio ofrecer un tratamiento eficaz, económico y sin efectos secundarios.

Marta Barrueta e Ingrid Jaimes explicaron que al aplicar electroacupuntura estimularán las terminales nerviosas de los puntos acupunturales ((Zusanli E36, Fenglong E40, Yinlingquan B9 y Sanyinjiao B6), mientras que en el punto ((Zusanli E3 y Shenque RM8) aplicarán calor por medio de un puro de moxa (elaborado con la planta Artemisa vulgaris).

Aunque el tratamiento ya inició con algunos pacientes, mencionaron que aún falta reclutar a otros que deseen participar. “Para el protocolo conformaremos dos grupos, cada uno de 30 personas. Al primero le aplicaremos las técnicas ya mencionadas, mientras que el segundo será el grupo control y le prescribiremos tabletas de bezafibrato (medicamento alópata), con el propósito de comparar resultados.

El tratamiento se aplicará dos veces a la semana durante 5 semanas. Para mayores informes, las personas interesadas deberán enviar un correo a las direcciones [email protected], [email protected] o [email protected], a través de los cuales les indicarán si son candidatas para participar en el protocolo de investigación, que se realiza en la Clínica de Acupuntura de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, ubicado en Guillermo Massieu Helguera 239, La Escalera, Gustavo A. Madero, 07320 Ciudad de México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *