Promueve senador Rafael Espino considerar propiedad de la Nación aguas y yacimientos geotérmicos

En congruencia con la política de fortalecimiento a los recursos energéticos de nuestro país y a fin de aprovechar la energía geotérmica, el senador de Morena, Rafael Espino de la Peña presentó una iniciativa que modifica el párrafo quinto del artículo 27 de la Constitución para elevar a “propiedad de la nación” las aguas y yacimientos geotérmicos hidrotermales del país.

El legislador destacó la importancia de estos recursos ya que, la geotermia, dijo, tiene distintas aplicaciones. Cuando la temperatura es alta (100°c – 150°c) se utiliza para producir electricidad.

“Cuando la temperatura es más baja de 100°c, y no alcanza a producir energía eléctrica sus principales aplicaciones son térmicas, en los sectores industrial, servicios y residencial. El escenario geotérmico en el mundo es favorecedor para México, tanto en capacidad instalada, como la proyección para la explotación de yacimientos”, mencionó.

El senador morenista detalló que, conforme a la evaluación de la energía geotérmica de México, el cual fue realizado por la CRE, se estiman potenciales de zonas geotérmicas que se distinguen como reservas posibles, probables y probadas, siendo las probables las que representan aproximadamente un 70%.

“Asimismo, se cuenta con una selección de 20 zonas geotérmicas con buen potencial. En total hay 104 proyectos de geotermia terminados o en licitación y 254 considerados para licitaciones futuras hasta y 2027, según datos del Programa de Obras e Inversiones del Sector Eléctrico (POISE). Un mapa de la gerencia de proyectos geotermoeléctricos de la CFE muestra que, salvo la Península de Yucatán, el resto del territorio mexicano tiene un gran potencial geotérmico por la actividad tectónica y volcánica que ha caracterizado al país”, abundó.

Explicó que no existe en el marco constitucional el reconocimiento de las aguas geotérmicas en estado de vapor o líquido concentradas en yacimientos geotérmicos hidrotermales, por lo que no se podría ejercer ninguna jurisdicción por parte del ejecutivo federal para declarar derechos de uso, explotación o aprovechamiento de esos recursos geotérmicos.

El objetivo principal de esta iniciativa, indicó, sin lugar a dudas resulta por demás relevante, en razón de que el estudio y monitoreo de los yacimientos geotérmicos, en especial los hidrotermales, son un asunto asociado a la soberanía energética de México, también resulta ser un asunto prioritario, estratégico y de seguridad nacional, así como, la exploración de dichos yacimientos y la gestión integrada de le los recursos hídricos,

Espino de la Peña advirtió que dado lo anterior, se potenciaría un riesgo para los inversionistas, empezando con la CFE y los inversionistas privados, al no existir certeza jurídica desde la perspectiva constitucional, ni tampoco se podría conocer con toda certeza los volúmenes hidrotermales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *