Entregamos San Bartolo libre de comercio ambulante para disfrute y seguridad de peatones: Patricia Durán

En su último día de gobierno, Patricia Durán Reveles presumió la remodelación de San Bartolo, el centro de Naucalpan, que no había tendido trabajos de mantenimiento y modernización durante las últimas décadas.

A nueve meses de que Durán Reveles entregó la remodelación integral de San Bartolo, la cabecera municipal se encuentra libre de comercio en vía pública.

Se trata de la primera intervención integral que se hizo en casi 50 años, la cual abarcó 40 mil metros cuadrados e incluyó la ampliación de banquetas, repavimentación con concreto hidráulico y asfalto, instalación de mobiliario urbano, arbolado y la creación de nuevas áreas de convivencia.

“Hoy tenemos un nuevo San Bartolo gracias al apoyo de las y los naucalpenses, con quienes trabajamos para dignificar este espacio emblemático de nuestro querido Naucalpan.

“Entregaremos a la siguiente administración un espacio libre de comercio informal, que disfrutan diariamente miles de familias”, señaló la Alcaldesa.

Para el Director de Desarrollo Económico, Alfredo Vinalay, el rescate fue posible gracias a la suma de voluntades, entre ellos los vecinos, comerciantes establecidos y locatarios del mercado municipal.

En coordinación con la Dirección de Seguridad Ciudadana y Tránsito Municipal, a diario se realizan recorridos para supervisar que las calles, avenidas y plazas se encuentren libres, para garantizar la seguridad y comodidad de los transeúntes.

“En este último día de la administración 2019-2021, el polígono que comprende la cabecera municipal se encuentra libre de vendedores en vía pública. Estamos hablando de una superficie considerable, que incluye sitios que antes eran muy conflictivos, como el mercado municipal, la Plaza Revolución y lo que antes era la Glorieta de Morelos, hoy Plaza Morelos”, comentó Vinalay Mora.

El rescate de San Bartolo requirió de una inversión superior a los 100 millones de pesos e incluyó la ampliación de banquetas. Antes, éstas medían 1.2 metros de ancho y tras la intervención alcanzaron medidas de 3.5 a 5 metros. Asimismo, se rehabilitaron 11 mil 47 metros cuadrados de aceras, pues mostraban un desgaste de más de 40 años: 8 mil 752 metros cuadrados con recinto negro y el resto, 2 mil 295 metros cuadrados, con concreto.

El reencarpetado abarcó 29 mil 425 metros de vialidades: 25 mil 425 metros con asfalto y 4 mil metros cuadrados con concreto hidráulico, en cinco calles y cinco avenidas.

También se contempló el rediseño de espacios públicos en beneficio de los peatones. Como parte de este esfuerzo se creó la Plaza Morelos y se remodeló de forma integral la Plaza Revolución, donde se programaron de forma permanente actividades lúdicas y culturales, además de rodadas ciclistas los fines de semana.

A decir de colonos y organizaciones civiles, sociales y empresariales del municipio, está obra es el único acierto del gobierno de Patricia Durán, que será recordado por la inseguridad galopante, la corrupción y la crisis financiera en la que deja a la administración naucalpense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *