Sedatu e Inmujeres elaboran esquema para prevenir acoso sexual en transporte público

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en conjunto con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), elaboran la iniciativa “Lineamientos para Prevención y Atención de Acoso Sexual contra las mujeres en el Transporte Público Colectivo”, que pone a las víctimas al centro de la atención e incluye la participación de las personas usuarias, conductores y autoridades como agentes activos en este proceso, además se busca visibilizar el problema y proponer una manera asertiva de actuar e incentiva la denuncia.

La metodología de esta propuesta interinstitucional, se está trabajando con base en el análisis del transporte en tres niveles: unidades, infraestructura y operación; asimismo se toma en cuenta la implementación de medidas de prevención a través de capacitaciones, campañas de difusión y encuestas de percepción a usuarias, así como medidas de atención en tres niveles: procesos de actuación, vías de atención e identificación de servicios integrales.

En el proceso de diseño, elaboración y pilotaje del proyecto colabora el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Movilidad y de la Secretaría de las Mujeres y se seleccionó la Empresa operadora Zonal Movilidad Interurbana Integral y Turística (MIIT) Cuautepec; y en la primera fase, se capacitaron y sensibilizaron a más de 80 personas operadoras, así como al Consejo Administrativo de la Empresa Zonal, a fin de internalizar la importancia de prevenir y atender el acoso sexual.

Asimismo, se realizaron mesas de trabajo con personas funcionarias de Semovi y Semujeres, para la retroalimentación de los Lineamientos y la sensibilización general del tema; se aplicaron encuestas a usuarias en el Cetram Politécnico, para conocer su percepción de seguridad e identificar mejoras y necesidades.

Cabe señalar que el problema del acoso sexual en los espacios públicos es una de las manifestaciones más frecuentes y normalizadas de las violencias contra las mujeres y las niñas, lo que las coloca en un estado de vulnerabilidad que atenta contra la dignidad humana. Esta conducta constituye un delito y transgrede el bienestar físico, psicológico, familiar, laboral y social de las víctimas.

De acuerdo con ONU Mujeres, en 2019 en la Ciudad de México el 96% de las mujeres fueron víctimas por lo menos una vez de algún acto de violencia en el transporte público, desde agresiones verbales, contacto físico forzado o persecución, donde en 9 de cada 10 casos quien agrede es un hombre. Además, diferentes organizaciones estiman que existe una “cifra negra” dentro de las mediciones y corresponde a todos aquellos actos que no son denunciados por diversas causas, que puede llegar hasta un 98%, según la ENSU 2020.

Para cerrar el ciclo del pilotaje, el próximo año se buscará implementar la segunda fase, que consiste en la difusión de mensajes en aplicaciones visuales y culturales con información para prevenir el acoso sexual y encuestas de cierre. Con estos Lineamientos estaremos sentando las bases para contar con un proceso que sea referente a nivel nacional y que mujeres y niñas ejerzan de forma plena e integral su derecho a vivir una vida libre de violencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *