En la ciencia y la democracia no hay cabida para dogmas: Lorenzo Córdova

En la actualidad y ante el contexto que se vive a nivel mundial, la defensa de la democracia debe ir acompañada de la defensa de la ciencia, sostuvo el Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Al inaugurar el stand del INE en la 35 Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), una cita con la cultura, la ciencia y la difusión de ideas, a la que la autoridad electoral acude cada año desde 2003resaltó que en esta ocasión se ha querido enfatizar la relación entre ciencia y democracia.

“En tiempos en los que las democracias a nivel mundial están enfrentando, como un inédito desafío, un resurgimiento del pensamiento dogmático y una especie de oscurantismo, que reniega de la evidencia basada en conocimiento para tratar de imponer un pensamiento único o predominante, es muy importante reivindicar que la ciencia y la enseñanza son indispensables para el progreso de nuestras sociedades y el desarrollo tecnológico. Pero lo son también para el diálogo y la tolerancia, dos valores fundamentales de la democracia”.

Frente a una especie de embestida anti-ciencia que se está viendo en muchas latitudes, agregó Córdova, es fundamental recordar que el conocimiento y el pensamiento científico son fundamentales para la formación de ciudadanas y ciudadanos atentos a la defensa de sus derechos.

Recordó que, históricamente, la democracia y la ciencia han permitido la convivencia pacífica a partir de la razón y no a partir de dogmas ideológicos.

“La ciencia rechaza las verdades absolutas y en eso se emparenta con la pluralidad de la democracia. La ciencia reconoce la legitimidad de las ideas diferentes para la construcción de un saber colectivo, fomenta el ejercicio del pensamiento crítico que, al igual que la democracia, es incompatible con la unanimidad”, indicó.

La ciencia como fundamento de la evolución democrática

En conferencia de prensa, posterior a la inauguración del stand del INE en la FIL, Córdova Vianello explicó la importancia que tiene la ciencia para la democracia.

“Ciencia y democracia tienen una relación muy particular, ambas posturas, las posturas científicas y las posturas democráticas, reivindican el anteponer la construcción del conocimiento o de los consensos políticos a partir de una visión plural, abierta e incluyente. En la ciencia es natural, normal, que distintas posturas se contrapongan, se confronten, se argumenten, pero al final del día el pensamiento político no acepta, en principio, verdades dogmáticas”. 

En todo caso, añadió, la verdad científica es el resultado de un ejercicio dialéctico, de un ejercicio de discusión, de tolerancia y de construcción con base en la aplicación de principios y criterios del conocimiento. 

“Del mismo modo, la democracia parte de una lógica de tolerancia. En la democracia no hay cabida para dogmas. Quien piense que tiene la verdad absoluta en realidad está en un ámbito que no es el ámbito de la política o de la política democrática. Está más bien en el ámbito de políticas autoritarias”.

El Consejero Presidente mencionó que, frente a una visión creacionista y dogmática de la democracia, que pretende sostener que ésta surgió en una sola jornada electoral o fue posible gracias a la lucha de un solo líder o una sola fuerza política, es importante reivindicar la característica evolutiva de nuestra transición; es decir, una visión científica que permite analizar de manera más exacta la historia política mexicana, como un proceso gradual que se fue gestando desde las últimas décadas del Siglo XX y  que se ha venido consolidando durante el Siglo XXI que estamos viviendo como nación y como sociedad.

Recordó que la FIL es un espacio de discusión y divulgación de las ideas que inició en 1987, un año antes de que ocurriera uno de los puntos de quiebre de la historia democrática de México, las elecciones de 1988 que detonaron un proceso de tensiones, confrontación, diálogo y negociación entre las fuerzas políticas, que dio como resultado la fundación, en 1990 del Instituto Federal Electoral, hoy Instituto Nacional Electoral.

“Es interesante la coincidencia entre la creación de la FIL de Guadalajara como espacio de deliberación pública y el momento fundacional del sistema electoral como hoy lo conocemos”, dijo.  

Lorenzo Córdova mencionó que la FIL de Guadalajara  es -como la democracia- un espacio que garantiza la conversación pública y la difusión del pensamiento de muy diversas ideologías en un ambiente de tolerancia, que es uno de los fundamentos de la convivencia democrática.

“Es un espacio en el que hay diversas opiniones expresadas en blanco y negro o a color, donde la gente puede convivir y acceder a distintas posturas del conocimiento sin censura ni imposiciones”.

Reconoce Presidente de la FIL importancia de la defensa de la democracia

Durante el acto inaugural de la Feria, el presidente de la FIL, Raúl Padilla, destacó la presencia en el presídium de Lorenzo Córdova, a quien reconoció su defensa de la democracia.

“Saludo la presencia en esta feria de Lorenzo Córdova Vianello, Presidente del Instituto Nacional Electoral, cuya valerosa defensa del INE reconocemos, su lucha es la de todas las instituciones ciudadanas por mantenerse autónomas”, afirmó.

Es momento, añadió, de defender a los libros y a sus autores. “Somos voces y escritores que repudiamos el pensamiento único, venga de donde venga”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *