Senado se viste de gala y rinde homenaje a compositores; entre mujeres y canciones

El Senado de la República se vistió de gala y abrió sus puertas a los compositores mexicanos que le han dado identidad y prestigio a México, pero también que, con sus canciones, han inspirado sueños y acelerado corazones, no sólo en nuestro país sino en el mundo.

Al Salón de Sesiones de la Cámara Alta se dieron cita Martín Urieta, Paty Cantú, Fato, Horacio Palencia, Teodoro Bello, Alex Lora, Carlos Lara y Aleks Syntek, a quienes los senadores rindieron un homenaje por su trayectoria.

“¡Es como un sueño, ve dónde estamos!” “¿Que Dios bendiga a nuestro maestro Armando Manzanero!”, gritaba Alex Lora mientras los compositores recibían sus reconocimientos.

Al homenaje también asistieron los herederos de Alberto Domínguez, Álvaro Carrillo, Elena Valdelamar, Tomas Méndez, José Alfredo Jiménez, Consuelo Velázquez, Francisco Gabilondo Soler “Cri-Cri”, Roberto Cantoral y Gonzalo Curiel.

Y los presidentes de la Mesa Directiva, Eduardo Ramírez, y de la Junta de Coordinación Política, Ricardo Monreal, así como los coordinadores parlamentarios del PRI y PRD se comprometieron a defender los derechos de autor.

“Las piedras rodando se encuentran”, expresó el senador Ricardo Monreal cuando recordaba algunas de las canciones con las que, confesó, se ha tomado “dos o tres copas”, entre otras, “Ella”, de José Alfredo Jiménez, “El Andariego”, de Álvaro Carrillo y “Mujeres Divinas”, de Martín Urieta.

Normalmente, subrayó el senador, aquí nos sentamos quienes hacemos las leyes para el país, ahora están ustedes, para recibir un justo reconocimiento a nombre de todo el pueblo de México, que los quiere, admira y respeta. A nombre de la Sociedad de Autores y Compositores de México, Roberto Cantoral Zucchi, llamó a los legisladores a defender los derechos de autor, indispensables para proteger nuestro patrimonio cultural y refrendar nuestra identidad nacional.

Hay que considerar a los derechos de propiedad intelectual y de autor, acotó, como herramientas para el crecimiento económico, no como un enemigo del desarrollo tecnológico, ni como una barrera para el libre acceso a la información.

Desde hace más de 75 años, asentó el presidente del Senado, Eduardo Ramírez, ustedes han trabajado con compromiso y esfuerzo para garantizar que puedan producir sus obras con absoluta libertad.

El Estado mexicano tiene la obligación de cuidar los derechos de autor que estén protegidos por la Ley y salvaguardar y promover el acervo cultural de la nación.

La labor que realizan los compositores rebasa, con mucho, el entretenimiento o la elevación de la cultura de las y los mexicanos.

“Su creatividad es reflejo de quiénes somos, de dónde venimos, de nuestra historia, de nuestras costumbres y tradiciones y, por qué no decirlo, de nuestros sentimientos”, acotó el senador.

Posteriormente, en la escalinata principal del Senado de la República, se inauguró la exposición fotográfica “Rostro del autor”, donde Martín Urieta recordó que los integrantes de este sector artístico son poco valorados y que después de muertos siguen pagando impuestos.

Además, advirtió, cuando una canción forma parte del dominio público, el Estado toma posesión de la obra en perjuicio de sus herederos.

“Este acto honra a todos los compositores de México, enaltece y dignifica a los senadores”, expresó.

El homenaje fue organizado por el senador Miguel Ángel Mancera Espinosa, coordinador del PRD, quien destacó que las emociones que expresan las canciones han hecho que nombres como Consuelo Velázquez o Agustín Lara trasciendan nuestras fronteras y que cientos de artistas del mundo interpreten sus composiciones.

“Seguimos creciendo con las canciones de Francisco Gabilondo Soler, nos enamoramos escuchando a Agustín Lara, a Consuelo Velázquez o Armando Manzanero, y aprendimos a pasar un trago amargo con las canciones de José Alfredo Jiménez”, dijo, sereno, el coordinador del PRI, Miguel Ángel Osorio Chong.

La obra de nuestras y nuestros compositores es parte del ADN mexicano, su música, que es también nuestra música, ha trascendido las barreras del tiempo y del lenguaje y se ha colado en muchas otras culturas.

Ése, asentó Osorio Chong, es precisamente el poder de la música, porque cuando las palabras fallan la música habla por sí sola, cuando las diferencias entre personas y entre pueblos parecen irreconciliables una canción, una simple melodía, pueden unirnos.

Antes de iniciar el recorrido por la exposición fotográfica, un efusivo Alex Lora interrumpió al maestro de ceremonias: “¡Que Dios bendiga al Senado!, que es causante de este reconcomiendo para los compositores de México ¡Viva México cabriones! ¡Vivan los compositores de México y que viva el rock and roll!”.

El título de nuestra colaboración se refiere a la actividad variopinta de este martes en la Cámara alta, donde cuatro mujeres, todas ellas representantes populares, levantaron la mano con la intención de presidir la Mesa Directiva durante el primer año de la LXV Legislatura, misma que inicia el 1 de septiembre.

Así que, entre compositores y cancioneros, las cuatro senadoras, Ana Lilia Rivera, Freyda Marybel Villegas, Imelda Castro y Berta Caraveo iniciaron los cabildeos para obtener los votos de sus pares de Morena, en una contienda que se anuncia transparente y en unidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *