¿Regresar o no a clases en la tercera ola?

Por Mario A. Medina

Interesante polémica se ha desatado frente a la decisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador de regresar a clases el próximo lunes 30. Tal decisión ya la tomaron en países como Estados Unidos, países nórdicos, Reino Unido, Costa Rica y aún antes en otras naciones.

En Septiembre del 2020 en una nota de la redacción de TheNew York Times se destacaba: 

“De Wuhan a Londres a Tel Aviv y a muchos lugares más, los estudiantes están de regreso a las aulas esta semana después de meses de quedarse en casa en un intento de frenar la propagación del coronavirus.

“Abrir las escuelas es un paso hacia la normalidad, en un mundo cambiado donde el virus ha matado a más de 850.000 personas e infectado a 25,4 millones. Muchos países ven el regreso como un imperativo para poner en marcha las economías devastadas por la pandemia.

“Algunos han asumido el riesgo a pesar del aumento de los casos, y las escuelas exigen precauciones como el uso de cubrebocas, el lavado de manos, el control de la temperatura y el mantenimiento de los niños en burbujas sociales.

En la ciudad china de Wuhan, el centro original de la pandemia, los medios de comunicación estatales dijeron que más de 2840 primarias y secundarias, que atienden a casi 1,4 millones de estudiantes, reabrieron el martes. A los estudiantes se les tomó la temperatura y se les enseñó a lavarse las manos”.

Un año después en los países que no habían abierto sus aulas, se desató una polémica interesante y entendible. Por ejemplo, la semana pasada en el estado de California, una de las entidades de los EU con el mayor número de contagios decidió el regreso a clases. 

Es descifrable la intranquilidad de los padres de familia de que sus hijos puedan ser contagiados por alguno de sus compañeros, más aún, en estos tiempos de la tercera ola en que el mayor número de contagiados no sólo en México sino en todo el mundo son jóvenes y niños. 

Efectivamente el tema del regreso a clases presenciales está dividiendo y se ha polemizado. Esto es saludable en la medida que se haga con información científica y no a partir de dichos, y peor aún a partir de grilla barata. 

Recién, el portal +PinionTips, se preguntaba: ¿Qué tan seguro es hoy el retorno a las aulas? Para luego señalar: “Es incierto cuándo terminará el aislamiento por la pandemia, pero algo es seguro, cuando volvamos a cierto nivel de normalidad, no seremos los mismos: estaremos un poco a la expectativa y más alerta ante los virus. Mientras tanto, ya hay países que regresan a las clases presenciales.

“La reapertura de las escuelas es uno de los temas más debatidos desde que la pandemia dejó a millones de estudiantes sin clases presenciales. En abril, había 194 países con sus centros educativos cerrados, lo cual afectaba a 91% de los estudiantes del mundo, según informó la Unicef.

“`No existe una manera perfecta de reabrir las escuelas durante una pandemia`, dice Robert Spires, profesor de la Universidad de Richmond (Inglaterra), especializado en educación comparada, y su declaración refleja uno de los mayores dilemas ante la pandemia: ¿qué tan seguro es hoy el retorno a las aulas”?

Mientras que en el portal académico The Conversation se señalaba: “incluso cuando un país tiene al Covid-19 bajo control, no hay garantía de que las escuelas puedan reabrir de forma segura”, pero que, sin embargo, hay “políticas y prácticas de países que han tenido cierto éxito inicial”.

Destacaba también que “con base en la información científica, la mayoría de la evidencia hasta la fecha sugiere que incluso si los niños menores de 12 años están infectados en las mismas tasas que los adultos que los rodean, es menos probable que propaguen la enfermedad”.

En nuestro país, en un sondeo realizado por la Asociación Nacional de Padres de Familia a nivel nacional reveló que el 54 por ciento de los padres y madres de familia dijeron que sí llevarán a sus hijos a la escuela”. La mayor preocupación efectivamente es el miedo al contagio.

Hay posiciones encontradas entre una entidad y otra del país. Por ejemplo, “escuelas particulares de Tamaulipas solicitaron formalmente regresar a clases presenciales en municipios con semáforo rojo”. En contra posición las escuelas privadas del estado de Hidalgo afiliadas a la Confederación Nacional de Escuelas Particulares determinaron respaldar la decisión del gobierno estatal de no regresar a clases presenciales. 

Destaca la posición de la UNICEF que aplaudió la decisión tomada por el Presidente López Obrador. Fernando Carrera Castro dijo: “la determinación del gobierno sobre el regreso a clases presenciales, con las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios COVID, es un acontecimiento de valor para el mundo”.

Lamentable, en este contexto, son las declaraciones de grupos de derecha que buscan descalificar de una u otra manera esta determinación del gobierno, sin más argumentos que aquellos que dicen que el gobierno “está haciendo mal las cosas”.

Frente a estas posiciones quise escuchar la opinión de una educadora de primaria que lleva ya más de 36 años frente a grupos de escuelas públicas. La maestra María Campos explica en sus argumentos por qué sí regresar a la escuela: 

“Los maestros no llevaban las clases virtuales de manera puntual como se había pedido. Hubo maestros que nunca dieron una clase virtual, lo hacían vía WhatsApp, unos mandaban unas actividades, otros no se preocupaban por eso. Los niños apagaban sus cámaras o no estaban atentos porque sus papás se habían ido a trabajar. Esto ha llevado a un rezago de aprendizaje muy pero muy preocupante.

“Otro es la situación socio-emocional que están sufriendo de los niños. Ellos necesitan de la convivencia, de la socialización, porque ya se están presentando problemas de lenguaje, de ansiedad, y frente esta problemática los pequeños deben de regresar a clases, pero ya, pues necesitan esa convivencia con sus compañeros.

“Yo me pregunto por qué hay papás que se oponen al regreso por posibles contagios, cuando se llevan a sus hijos a la playa, a los cines, a fiestas, a las plazas comerciales, y qué, ¿ahí no hay contagios? Recuerdo que antes de culminar el ciclo una mamá me dijo que su hijo ya no se iba a conectar porque se iban de vacaciones porque el niño ya estaba harto”.

“Y por lo que toca a los docentes que están en contra, me pregunto entonces por qué todo mundo anda en la calle, igual de vacaciones, en fiestas, en reuniones. Debemos estar conscientes que esta pandemia no se va a acabar ni en uno ni en dos años. Debemos quitarnos los miedos y poner todos -autoridades, maestros, padres y alumnos- de nuestra parte para tomar las medidas de protección, de cuidado y volver al salón, al contacto social directo alumno-maestro porque de esto todos debemos salir aprobados”.  

Que no le cuenten…

“EU libera a Eduardo Arellano Félix, exlíder del Cártel de Tijuana”. Ya los imagino gritando “al ladrón al ladrón”, propagando que “López Obrador va a proteger al narcotraficante” cuando ellos, los ex gobernantes, se llenaron las bolsas de los negocios con sus socios, los Guzmán, los Arellanos y los etcétera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *