¿Sabes si eres candidato a un implante auditivo?

El oído es considerado el segundo sentido más importe para los seres humanos, permitiéndonos escuchar, hablar y comunicar nuestras necesidades. Se estima que en México hay 6 millones 179 mil 890 personas con algún tipo de discapacidad, lo que representa 4.9 por ciento de la población total del país.

El oído se convierte en el aliado perfecto para ayudarnos a percibir los sonidos y disfrutar la música, a darnos referencia de nuestro espacio, dirección de la fuente de sonido y nos permite conectar y ser capaces de comunicarnos de manera efectiva, sin embargo, la pérdida auditiva puede ocurrir a cualquier edad por diversos factores como: estar expuestos a ruido, medicamentos, enfermedades del oído, entre otras.

Pero ¿cómo identificar que estás perdiendo la audición? “A veces pueden pasar un par de años para que alguien se pueda dar cuenta de su propia pérdida auditiva. Es importante que año con año, se puedan realizar una revisión auditiva que les permita evaluar la capacidad de audición y si en éste hay una falla, entonces habrá que recurrir a una solución que vaya de acuerdo con el tipo y grado de pérdida auditiva que será recomendado por el especialista” comenta el Dr. Fernando Díaz Rojas, Director Comercial de MED-EL México.

Para determinar si una persona es candidata para un implante auditivo, debe ser examinada por un profesional de la audición. Por ello, las personas también necesitarán que se les realicen pruebas auditivas como una audiometría, que muestra la salud auditiva del paciente.

A continuación, te compartimos una breve descripción sobre cómo, a través de un audiograma, podrás identificar gráficamente los sonidos más débiles que una persona puede percibir en unas frecuencias específicas. Los sonidos agudos, como el canto de un pájaro o el llanto de un niño, tienen una frecuencia alta. Los sonidos de baja frecuencia tienen un tono más grave, como el de un perro ladrando o el ruido de una cortadora de césped.  Asimismo, con base a esta herramienta su especialista podrá revelar si usted tiene pérdida auditiva, qué tipo de pérdida auditiva puede tener y le ayudará a identificar una solución auditiva apropiada:  

  • Audición Normal. Con audición normal, debe ser capaz de oír, sin ninguna dificultad, los sonidos más débiles, como el goteo de un grifo o el canto de los pájaros. Estos sonidos tienen una intensidad de unos 0 a 20 decibelios (dB).
  •  Hipoacusia Leve o Pérdida Auditiva Leve. Con hipoacusia leve, no podrá oír muchos de los sonidos que estén por debajo de los 21-40 dB. En este nivel puede oír la voz de una persona que ronda los 65 dB, pero no los sonidos más tenues, como el tictac de un reloj, un grifo que gotea o los sonidos más débiles de una conversación como la “s” o podrá confundir palabras similares como “sesenta” y “setenta”.
  •  Hipoacusia Moderada. Con hipoacusia moderada, no podrá oir los sonidos que estén por debajo de los 41-70 dB. Esto significa que no será capaz de entender una conversación normal o de oír el sonido del teléfono. Si la hipoacusia moderada no se trata, puede afectar significativamente su vida diaria y se convertiría en un reto que, al estar en un ambiente ruidoso, sea complicado entender a los demás ya que el sonido puede llegar a superar el volumen de las palabras.
  • Hipoacusia Severa. Con hipoacusia severa, no podrá oír los sonidos que estén por debajo de los 71-90 dB. Esto significa que, no será capaz de oir Sonidos como conversaciones en un tono elevado o el ruido del tráfico. La hipoacusia severa tiene casi siempre grandes repercusiones en la vida diaria de adultos y de los pequeños, que, en este caso, se presentarán dificultades para adquirir y reproducir el lenguaje, por tanto, les suele ser más complicado adquirir conocimientos y comprender los eventos a su alrededor.
  • Hipoacusia Profunda. La hipoacusia profunda es el grado más significativo de pérdida auditiva con hipoacusia profunda, no podrá oir los sonidos que estén por debajo de los 91-120 dB o más. Esto significa que ni siquiera podrá oir sonidos tan fuertes como el motor de los aviones, el paso de los camiones por una carretera o las alarmas de incendios. Que, para tratar este tipo de hipoacusia, es un implante coclear, solución que se ha utilizado durante los últimos 30 años y que brinda el sonido que el oído naturalmente ya no puede percibir.

Consulta en los siguientes links las pruebas auditivas queTest de Audición en Línea. Da clic aquí.
Audiograma. Da clic aquí.  “La pérdida de la audición en un familiar es un proceso que no es fácil de asimilar. Por lo tanto, su aceptación y los pasos a seguir para determinar el grado de pérdida de este sentido son vitales para ofrecer al tratante una nueva oportunidad para integrarse de forma asertiva con el mundo que los rodea” finalizó Dr. Fernando Díaz Rojas, Director Comercial de MED-EL México
Desde MED-EL exhortamos a la sociedad mexicana a realizarse chequeos, pues la detección temprana de la pérdida de audición permite que las personas sean candidatas a distintas opciones para superar esta deficiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *