Acuerdan alcaldes de Iztapalapa, Xochimilco y Tláhuac intensificar trabajos de limpieza en Canal de Chalco

A partir de la próxima semana, las alcaldías de Iztapalapa, Xochimilco y Tláhuac trabajaran todos los días en el desazolve y limpieza del Canal de Chalco, a fin de que conduzca correctamente las aguas residuales y se eviten inundaciones; además, la avenida se convertirá en un Camino Mujeres Libres y Seguras de más 5 kilómetros de longitud, el más largo de los que se han habilitado hasta ahora.

La alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada Molina, informó que estos son los acuerdos a los que ha llegado con los alcaldes de Tláhuac, Ernesto Romero Elizalde, y de Xochimilco, José Carlos Acosta Ruiz, con quienes de manera conjunta se han realizado los trabajos de limpieza del Canal de Chalco, que se intensificarán para concluirlos a la mayor brevedad.

Durante una supervisión de los trabajaos que se realizan en la zona, Clara Brugada detalló que una vez recuperado el canal y garantizada la correcta conducción del agua, se habilitará el Camino Mujeres Libres y Seguras, pues cada día miles de personas transitan a pie o en vehículos, para brindarles un ambiente de tranquilidad y seguridad.

Por ello, con los alcaldes de Tláhuac y Xochimilco se llevará a cabo este camino seguro que se estima requerirá mil 681 luminarias, 20 mil 200 metros de balizamiento, seis cruces seguros, limpieza y mantenimiento constante del canal, la pintura de murales para mejorar la imagen urbana, así como pavimentación o bacheo en los sitios donde se requiera.

Planteó solicitar a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, que la Secretaría de Obras de la Ciudad apoye esta tarea con luminarias y que el personal de las alcaldías las instale. Esto dará mucha seguridad a la zona, mejorará su aspecto y permitirá circular con tranquilidad.

Al respecto, el alcalde de Tláhuac, Ernesto Romero Elizalde, garantizó que su gobierno hará todo lo necesario para cumplir con el objetivo de habilitar un Camino Seguro y recordó que ya se tiene la experiencia de lo hecho en la avenida Piraña, límite entre Iztapalapa y Tláhuac, donde se mejoró la iluminación, se pintaron murales, se hicieron cruces seguros y expresó su confianza en que se logrará.

Respecto de la limpieza del canal, las autoridades de las tres alcaldías acordaron comenzar a trabajar todos los días en esta labor, y no uno a la semana como se venía haciendo, para intensificar el retiro de lirio acuático, hierba de la ribera del cauce, muebles, llantas y todo tipo de desechos que la gente tira en este lugar, así como el lodo que azolva el conducto.

En la zona que falta de limpiar el lirio está arraigado con más fuerza, por lo que se requiere de un trabajo más especializado y la ayuda con retroexcavadoras y grúas para retirar el vegetal en camiones de volteo a fin de liberar el cauce y lograr que el agua no se quede estancada y genere inundaciones en las partes bajas de Iztapalapa y de las otras demarcaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *