Plantean en Permanente que CNDH y Conapred apoyen estrategias que inhiban homofobia en futbol

El senador Israel Zamora Guzmán presentó un punto de acuerdo para que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos coordine, junto con el Consejo Nacional Para Prevenir la Discriminación, mesas de trabajo que abonen a encontrar estrategias que inhiban los gritos y cánticos homofóbicos que discriminan a la comunidad LGBTTTIQ+ en los partidos de futbol.  

Lo anterior, expresó el legislador del PVEM, con respeto a la autonomía de la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y con el propósito de lograr un trabajo coordinado para garantizar la igualdad y respeto entre las personas.  

En su propuesta, que fue turnada a la Primera Comisión, Zamora Guzmán invita a la FMF para que, de considerarlo viable, realice encuentros en las instalaciones las Cámaras del Congreso, a fin de exponer los trabajos que ha realizado desde 2019 para erradicar dichas acciones discriminatorias. 

Desde la tribuna, el legislador destacó que hace algunos años, el futbol nacional se ha visto corrompido por gritos y cantos homofóbicos que llevan por estandarte una palabra “que todos conocemos”, que se ha tratado de erradicar del lenguaje y de los estadios.  

México es uno de los países con mayor afición a este deporte, pero lejos de cualquier pasión o emoción por el equipo, el respeto a la dignidad humana se encuentra por encima de cualquier cosa, advirtió.  

No obstante, recordó que, en marzo de este año, durante el torneo de la CONCACAF se presentó este fenómeno antisocial en las gradas, por lo que, se sancionó a la Federación Mexicana de Futbol con una multa económica y dos partidos oficiales a puerta cerrada. 

Lo anterior, precisó, de acuerdo con el Código Disciplinario de la FIFA, ya que es considerada como una falta grave, la conducta de los espectadores que provoquen violencia contra otras personas. 

Israel Zamora reconoció que este fenómeno social genera una mala imagen de lo que verdaderamente es ser mexicano o mexicana, y contraviene los principios de igualdad, “porque no se trata de tolerar, sino de respetar de manera absoluta la forma de ser de los demás”.  

Al mismo tiempo, consideró a esta problemática cultural como un foco de alerta, por lo que demanda acciones inmediatas para combatir la normalización de gritos y cantos homofóbicos, que vulneran la integridad y dignidad de las personas de la comunidad LGBTTTIQ+, las cuales merecen respeto de cualquier persona, dentro y fuera de los estadios.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *