Ricardo Monreal corrige la plana e impide violación a proceso legislativo

Ricardo Monreal, coordinador de Morena en el Senado, puso orden, privilegió el proceso jurídico y frenó el intento de Malú Micher de que el pleno aprobara un supuesto “error” en las modificaciones ya aprobadas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida Libre de Violencia para quitarle a la Federación la obligación de invertir en los Centros de Justicia para las Mujeres.

Y es que, al inicio de la sesión de este jueves, la senadora de Morena intentó que los legisladores votaran lo que llamó una “fe de erratas” a las minutas aprobadas el 11 de septiembre por el Senado de la citada ley y que el lunes las avaló la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, para que se corrigiera el artículo 59 porque según la Secretaría de Hacienda, la redacción final de este implicaba un impacto presupuestal diferencial a la Federación y dejaba sin responsabilidades en la materia a las entidades federativas.

Ante esto, como era de esperarse, la oposición se negó a avalar lo que llamaron una trampa, al argumentar que eso no era una fe de erratas, sino, modificar una ley que ya estaba aprobada.

Además, acusaron que Morena intentaron dejar a las entidades federativas sin dinero y pasarles las obligaciones de la Federación.

Aseguraron que con esta modificación se invade la competencia de los gobiernos estatales; además de que el gobierno federal no quiere invertir en la protección de las mujeres.

Sin embargo, Ricardo Monreal dio la razón a los opositores y reconoció que la fe de erratas no procedía por lo que pidió retirarla y esperar a que la Cámara de Diputados apruebe la minuta y la devuelva para que sea corregida.

“Y tienen razón varios, la fe de erratas no es el procedimiento correcto, tienen razón. La fe de erratas debe de ser prácticamente erradicada de la función legislativa. Jurídicamente tienen razón, entonces le pediría que nos permita retirar esta propuesta, esta fe de erratas”.

Monreal explicó que el proceso legislativo correcto es que la Cámara de Diputados analice la minuta del Senado y en su calidad de Cámara Revisora haga las modificaciones pertinentes.

“Si la Cámara de Diputados no acepta lo que nosotros modificamos, tiene su función de decir “No la acepto y sólo acepto el resto del cuerpo normativo, exceptuando el transitorio”, y se vale; y nos la va a volver a regresar por segunda ocasión. Ese es el procedimiento legislativo, pero nosotros no podemos intervenir porque ellos están en este momento en su devolución por segunda ocasión”, puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *