Consolidar estrategia de seguridad, reto en segunda mitad del gobierno: Ricardo Monreal

Dos de los principales retos en la segunda mitad de este gobierno, consideró el senador Ricardo Monreal Ávila, son la consolidación de la estrategia de seguridad pública y el combate a la impunidad, para reducir los índices delictivos y proteger la integridad física y el patrimonio de las y los mexicanos.

En entrevista, el coordinador parlamentario de Morena afirmó que a tres años de la transición política que inicio en 2018, se han “sacudido” las viejas formas del quehacer político, así como la parafernalia del poder y los privilegios de la élite política.
Sin embargo, afirmó que el Estado también debe tener la capacidad de otorgar seguridad a las familias “y este tema es el que me preocupa”.

Ricardo Monreal agregó que otros de los temas que se tienen que consolidar en los siguientes tres años es la profundización de la vida democrática de México y el combate a la corrupción, así como el impulso al campo mexicano.
Además, dijo que es indispensable respaldar a los sectores sociales de escasos recursos para igualar o “emparejar” el desarrollo en México y eliminar la profunda desigualdad social, sobre todo en el medio rural.

En una gira por Chiapas para presentar su reciente libro “Otro campo es posible” y para acompañar a la senadora Sasil de León Villard en su Tercer Informe de Actividades Legislativas, Monreal Ávila asentó que “México está de moda en el mundo y hay gente que quiere invertir”.

“Hay posibilidades de lograr mejoría en las actividades económicas en nuestro país y creo que sí le garantizas crédito eficiente, suficiente y barato a los campesinos van a producir; si los dotamos de asistencia técnica y de respaldo institucional van a aumentar la producción”, expresó.

El legislador asentó que, si se logra la certeza jurídica para las inversiones, de todo tipo, se logrará colocar a México como un país próspero.

Refirió que 52 por ciento del territorio nacional es propiedad social, por eso es muy importante el campo mexicano, que es un embrión de los primeros procesos democráticos en la elección de dirigentes: campesinos, comisariados ejidales, representantes de comunidades.

La democracia interna de ejidos y comunidades -asentó-, fue quizá el núcleo más importante de la vida democrática del país, ahí siempre ha habido decisiones de lucha interna por los espacios y por la representación democrática.

Históricamente, agregó Ricardo Monreal, las luchas campesinas de Chiapas son un ejemplo de persistencia, perseverancia, aquí se logró consolidar un movimiento campesino indigenista impresionante.

El campo no puede ser un lastre para el Estado mexicano, dijo, al contrario, “debe ser solución y en el libro explico cómo tenemos que instrumentar planes y programas de respaldo, para que realmente logremos la autosuficiencia y sacar adelante al campo”.

Tenemos que hacer uso de la inteligencia artificial, de los mecanismos modernos de innovación tecnológica, de la tecnificación en el uso del agua en sistemas de riego, de la Seguridad Social para grupos de campesinos y sus familias, que hasta ahora le han sido negados a los jornaleros agrícolas, asentó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *